• Psic. Betzabé Flores Velásquez

¿Cómo tener una comunicación asertiva?

Actualizado: 2 mar

Los miércoles, pregúntale a uno de nuestros especialistas en Diversia

Por: Psic. Betzabé Flores V.


La comunicación es una cualidad fundamental de las personas, ya que permite un intercambio de información entre dos o más personas. La comunicación puede ser verbal y no verbal. La no verbal hace referencia al lenguaje corporal, es decir, a la información expresada a través de signos no lingüísticos como gestos, expresiones faciales o posturas corporales. Por otro lado, la comunicación verbal es exclusiva de los seres humanos, ya que se utiliza un sistema articulado de signos lingüísticos que facilita expresar nuestros pensamientos, sentimientos, deseos, gustos, entre otros. Existen tres estilos de comunicación: pasiva, asertiva y agresiva.



La comunicación pasiva es aquella que impide que el emisor pueda comunicar claramente su mensaje, se caracteriza porque la persona no expone lo que desea, piensa o quiere abiertamente, lo que impide ser firme en sus propias decisiones y generalmente permite que otros decidan, pasando por alto los deseos propios, y generando por tanto un desgaste emocional. En este tipo de comunicación, el emisor pone, en primer lugar, la opinión de terceros y deja su opinión en último lugar.


De igual forma, la comunicación agresiva genera un desgaste emocional debido a que el emisor expresa abiertamente su mensaje pero de una manera violenta, incluso sobrepasando los derechos de terceros, con el fin de defender su opinión por encima de la de los demás. En este estilo de comunicación, el emisor se pone en primer lugar y no se detiene a pensar en los sentimientos o pensamientos de las personas a su alrededor, lo que hace que generalmente termine tomando decisiones sin consideración.



Por otro lado, la comunicación asertiva es el estilo de comunicación más efectiva, ya que este estilo permite comunicar el mensaje de una manera clara y concisa, exponiendo los pensamientos, sentimientos, emociones, deseos e ideas personales a los otros, haciendo valer la opinión propia y considerando también la de los demás. En este estilo el emisor hace un equilibrio entre exponer su mensaje y considerar el mensaje de las personas a su alrededor.



Algunas características de la comunicación asertiva es que se emite el mensaje de manera clara y concisa, tiene un tono de voz y entonación adecuada, correcta fluidez, lo que permite expresar el mensaje personal sin perjudicar de manera directa a las personas que reciben ese mensaje. Además, el lenguaje verbal corresponde con el mensaje corporal, es decir, con los gestos, articulaciones faciales y posturas corporales. No es lo mismo que diga “No estoy molesta” con una postura retadora, con una expresión facial de tensión, y con un tono de voz alto, a que lo diga con una postura relajada y un tono de voz tranquilo.


Cabe destacar que la asertividad es una cualidad que favorece el autoconocimiento y la toma de decisiones, el liderazgo, autocuidado, autoestima, facilita la comunicación, permite poner límites y, por lo tanto, tener relaciones sanas. Es importante mencionar que, la asertividad se puede desarrollar a través de la práctica con ciertas estrategias y herramientas.


Existen cuatro pasos para una comunicación efectiva:

  1. Identificar y conectar personalmente con lo que se está sintiendo, en este punto es fundamental el autoconocimiento para saber lo que realmente estamos sintiendo, pensando, deseando en ciertas situaciones.

  2. Validar lo que estamos sintiendo, es decir, reconocer lo que estamos sintiendo sin juzgar ni categorizar, simplemente acoger lo que se está manifestando. Además es importante validar lo que los demás están expresando, sintiendo y/o pensando.

  3. Preguntar, es decir, no suponer lo que el otro está pensando, es mejor preguntar para aclarar el mensaje emitido y verificar que éste es claro, y entendible por ambas partes manteniendo su esencia.

  4. Elaborar estrategias que permitan resolver las diferencias entre el emisor y el receptor. Es importante que tanto el emisor como el receptor trabajen en conjunto para generar alternativas benéficas para ambos.


Finalmente, es importante mencionar que como seres sociales la comunicación es indispensable para crear, mantener y fortalecer nuestras relaciones, sin embargo, si nuestra comunicación es pasiva o agresiva estaremos perjudicandonos a nosotros mismos y a las personas a nuestra alrededor. Es por ello, que es fundamental que con ayuda de un profesional aprendamos diversas herramientas o estrategias para comunicarnos de manera asertiva, de modo que podamos darle un espacio a los pensamientos, sentimientos y emociones tanto de nosotros mismos como de los demás.






13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo