• Pedagoga Marisabel Miranda Sifuentes

Educación en valores

Actualizado: 2 mar

Los miércoles, pregúntale a uno de nuestros especialistas en Diversia

Por: Lic en pedagogía Marisa Sifuentes


A lo largo del tiempo, los humanos hemos establecido acuerdos para la buena convivencia social, es así como los valores se convirtieron en principios. Ayudando así ha autorregular nuestro comportamiento social. Generación tras generación los padres se encargaron de inculcar los valores a sus hijos, con la finalidad de que pudieran establecer relaciones positivas con las personas a su alrededor. En la actualidad, el desapego, la tecnología, el estrés laboral, el enfoque en el éxito profesional o en la riqueza económica ha provocado que no se le de la importancia necesaria al desarrollo de los valores en los niños desde temprana edad. Lo que puede tener consecuencias negativas en su forma de relacionarse al convertirse en adultos.


Cabe destacar que para que una sociedad pueda vivir de manera armoniosa y pacífica, es esencial que los niños y niñas se desarrollen en un entorno lleno de valores, los cuales permiten orientar sus acciones de forma positiva, obteniendo satisfacción y plenitud día a día, además de velar por las necesidades e intereses de los demás.


Es fundamental desarrollar los valores a edades tempranas, ya que los niños tienen una mayor capacidad de aprendizaje no solo del conocimiento académico sino de la forma de relacionarse con su entorno y con las personas a su alrededor. Por lo que, si ellos desde pequeños aprenden la importancia de los valores podrán establecer relaciones plenas y saludables en el futuro. Además de que sus acciones estarán enfocadas en el bien común.


El aprendizaje, a través de valores, permite que la educación que se brinda a niños y niñas sea integral, por lo que, además, de desarrollar el conocimiento, obtener habilidades y destrezas que les ayuden a entender el “qué” y el “cómo”, también puedan comprender algo mucho más importante, el “para qué”.


Entender el “para qué”, ayuda a que los alumnos comprendan cómofunciona el mundo que los rodea de forma que puedan reconocer que nuestros actos y nuestras palabras son poderosas y tienen repercusiones en nuestro medio ambiente y en nuestro entorno social. De esa manera, les será posible tomar decisiones que eviten a toda costa tener repercusiones negativas en las demás personas o en el medio ambiente. Pues, las relaciones personales se ven afectadas por nuestros actos y nuestras palabras, por lo que, actuar con respeto, empatía, honestidad y responsabilidad, permitirá que podamos establecer relaciones saludables y duraderas que contribuyan a nuestro bienestar físico y mental.


La educación que implementamos en Diversia promueve el respeto y la democracia, entre muchos otros valores, permitiendo a nuestros alumnos ser partícipes de su propio conocimiento. Además de que, a través del ejemplo y la práctica puedan lograr adquirir no sólo los aprendizajes esperados sino a vivir a través de los valores, dirigiendo sus actos y metas hacia el bien común y hacia un mundo más amigable y empático, y menos egoísta. De forma que puedan tener una formación integral.


Algunos de los valores que fomentamos en nuestro trabajo diario para su desarrollo integral son:


Respeto

Permite reconocer y aceptar que a pesar de nuestra diferencias físicas y culturales, todos somos igual de importantes. El respeto define la forma en que actuamos ante los demás.


Tolerancia

Aceptar que cada persona tiene su forma de pensar y actuar.


Empatía

Capacidad de comprender los sentimientos y pensamientos ajenos. Ponernos en el lugar del otro.


Amistad

Es el afecto bondadoso y desinteresado, compartido con otra persona.


Igualdad

Es el trato idéntico entre personas, comunidades u organismos, sin importar raza, color, clase social, ideología o religión.


Honestidad

Este valor es fundamental para establecer relaciones de respeto y confianza basadas en la verdad.


Solidaridad

Nos permite ayudar a los demás sin esperar nada a cambio.


Justicia

Dar y recibir lo que cada uno merece.


Cooperación

Es el trabajo en común llevado a cabo por un equipo con un objetivo compartido.


Responsabilidad

Tener la capacidad y madurez de responder por nuestros actos. Cumplir con nuestras obligaciones.


Amor

Valor positivo que nos hace humanos virtuosos. El amor es considerado como el valor más humano y sublime que existe.


Gratitud

Es la expresión del aprecio y valoración por las acciones que otros hacen por nosotros.




Estos valores son solo algunos de tantos que fomentamos en DIVERSIA, y gracias a nuestros grupos reducidos, es posible que cada alumno pueda conocer y desarrollar sus áreas de oportunidad de manera individual y grupal.

Dentro de nuestras clases grupales e individuales, no solo brindamos las herramientas necesarias para el desarrollo de su conocimiento y autonomía, sino también trabajamos los valores diariamente, reconociendo cómo podemos actuar ante el mundo natural y social implementando lo aprendido.


Cada día hacemos que nuestros alumnos se desenvuelvan con base a los valores aprendidos, como por ejemplo:

  • Ayudando a sus compañeros.

  • Expresando lo que sienten, buscando las palabras adecuadas para decirlo.

  • Respetando la forma de pensar de cada uno de sus compañeros y las diferencias.

  • Escuchando y velando por las necesidades de sus compañeros.

  • Siendo amables y equitativos.

  • Reconociendo cuando se equivocan y buscando la manera desolucionarlo.

  • Fomentando el compañerismo y el respeto mutuo en todo momento.

  • Respetando la vida natural y el cuidado de nuestro planeta.


Al trabajar en un ambiente de confianza, es posible que nuestros alumnos expresen lo que sienten y piensan, sin miedo a ser señalados o juzgados, obteniendo así un autoconocimiento positivo y satisfactorio. Cabe destacar que, el permitir que nuestros alumnos crezcan a través de la empatía, la moral y el respeto, exige no solo el compromiso del docente, sino también contar con el apoyo de los padres o tutores. Al trabajar de manera conjunta, la enseñanza puede formar ciudadanos capaces de asumir nuevos retos siendo más conscientes del mundo natural y social que los rodea.


Finalmente, una educación con valores, logrará tener personas que sean conscientes de las repercusiones que tienen sus acciones en la sociedad y en el medio ambiente, de forma que puedan dirigir sus metas hacia un bien común y a trabajar en que el mundo sea un lugar seguro para vivir.




12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo