top of page

EL IMPACTO DE LA TECNOLOGÍA EN EL SUEÑO: CÓMO MANTENER UN EQUILIBRIO SALUDABLE

Por: Psiquiatra Hiram Alejandro Suárez Martínez



En la era digital en la que vivimos, la tecnología se ha integrado profundamente en nuestras vidas diarias. Sin embargo, su uso excesivo puede tener consecuencias negativas en nuestra salud, especialmente en lo que respecta al sueño. En esta entrada exploraremos cómo el mal uso de la tecnología puede afectar nuestro sueño y qué medidas podemos tomar para mantener un equilibrio saludable.


  1. LUZ AZUL La luz azul emitida por las pantallas de dispositivos electrónicos como teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras puede interferir con nuestro ciclo natural de sueño-vigilia al alterar, disminuir o suprimir la producción de melatonina, que es la hormona responsable de regular el sueño (entre otras funciones biológicas), impidiendo que la persona en cuestión no tenga un sueño de calidad. Aún haciendo uso del llamado “modo lectura” (luz nocturna), la cantidad y tipo de luz emitidas pueden causar disrupción del sueño.

  2. USO EXCESIVO DE DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS ANTES DE DORMIR El uso excesivo de dispositivos electrónicos justo antes de acostarse es una práctica común en la población mexicana, especialmente entre los jóvenes y adultos jóvenes. Esta práctica puede estimular el cerebro y dificultar la relajación necesaria para conciliar el sueño de forma natural, contribuyendo así a la prevalencia del insomnio y otros trastornos del sueño.

3. IMPACTO EN LA CALIDAD DEL SUEÑO

El impacto negativo de la tecnología en la calidad del sueño también se observa en la población mexicana. Interrumpir el sueño con notificaciones de dispositivos electrónicos puede fragmentar el sueño y reducir el tiempo en las etapas de sueño profundo y reparador, lo que afecta negativamente el bienestar general y puede impactar negativamente en la salud mental de las personas (predispone o perpetua condiciones como ansiedad, depresión, etc).


4. ESTRATEGIAS PARA PROMOVER UN SUEÑO SALUDABLE

Es importante adoptar estrategias para reducir el impacto negativo de la tecnología en el sueño. Establecer límites de tiempo para el uso de dispositivos electrónicos durante el día y antes de acostarse, así como crear un ambiente propicio en el dormitorio (disminuir luz ambiental, ruido, adecuada temperatura, etc.), pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño. De ser absolutamente necesario su uso, se recomienda activar de forma automática el modo de luz nocturna durante las horas de sueño para reducir la emisión de luz azul.


5. FOMENTAR EL USO RESPONSABLE

Es fundamental fomentar un uso responsable de la tecnología en la población mexicana, tanto para adultos como para niños. Se estima que el mexicano promedio utiliza pantallas por 8 horas y 55 minutos cada día, de las cuales 4 horas y 37 minutos corresponden al uso de teléfonos celulares y el resto a otro tipo de dispositivos (principalmente, computadoras). Promover hábitos saludables de sueño y concientizar sobre el impacto de la tecnología en el sueño pueden contribuir a mejorar la calidad de vida y el bienestar general de la población.

En conclusión, el impacto de la tecnología en el sueño es un tema relevante y preocupante para la población mexicana. Al tomar medidas para reducir la exposición a la luz azul y promover hábitos de sueño saludables, podemos mejorar la calidad de nuestro descanso y promover una mejor salud mental y física en México.

 

10 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page