top of page

SUEÑO Y APRENDIZAJE EN NIÑOS

Por: Neuropsicóloga. Paulina Baltazar




Las investigaciones recientes demuestran que mientras estamos durmiendo nuestro cerebro está muy ocupado procesando información obtenida durante el día. Asimismo, mientras las y los niños duermen también consolidan su aprendizaje.


¡En efecto! Así es, nuestros pequeños, no solo duermen, también al llegar a la etapa profunda de sueño se consolida la memoria y el aprendizaje, por eso es tan importante que nuestros niños y niñas cumplan sus requerimientos de sueño para potencializar tanto su desempeño académico como sus funciones cotidianas en el día a día. El sueño juega un papel crucial en el adecuado desarrollo del cerebro en crecimiento y muchos fenómenos de plasticidad cerebral ocurren durante el mismo.




Así también, se sabe que una deuda de sueño ocasiona problemas en la consolidación de la memoria, aprendizaje, estados de ánimo y comportamiento. Por lo anterior, te dejo 3 puntos importantes que pueden afectar el desempeño de tu hijo o hija debido a la falta de sueño.


1. Irritabilidad: la mayoría de los niños y niñas se muestran irritables e intolerantes cuando están cansados por lo que tienen menos autocontrol de sus emociones y se pueden desencadenar dificultades a nivel conductual.


2. Retención de información: una niña o niño con deprivación de sueño puede tener dificultades para recordar lo aprendido ya que un cerebro sobre cansado suele trabajar más lento y tener dificultad para enforcarse en las tareas.


3. Dificultad para concentrarte: así es, la falta de sueño afecta las funciones ejecutivas, que son la capacidad de organizar, planificar, verificar y lograr una adecuada resolución de problemas.





Te dejo algunos puntos importantes que debes tomar en cuenta para cuidar el sueño de tu pequeño o pequeña.


  • Establece una rutina de sueño que sea relajante (un momento de conexión con tu pequeño).

  • En la rutina de sueño puedes incluir un baño de agua tibia ya que relaja la tensión muscular y baja niveles de cortisol (hormona del estrés).

  • Evita el sobre cansancio (se muestran hiperactivos o irritables).

  • Temperatura ideal de 18° a 23°.

  • Identifica las señales de sueño como, por ejemplo: tallarse los ojos, mirada fija, bostezos.

  • Evita el uso de pantallas por lo menos una hora antes de ir a dormir ya que la luz azul bloquea la producción de la melatonina (hormona del sueño).

  • Evita juegos activos momentos antes de dormir.

  • Evita cena pesada, al contrario, debe ser ligera para lograr un descanso óptimo.


Si tienes más dudas sobre cómo mejorar el sueño de tu hijo o hija, no olvides buscar a un especialista en sueño infantil, quien te podrá brindar un plan personalizado adaptado a tu estilo de crianza.


22 visualizaciones0 comentarios
bottom of page