top of page

SONAMBULISMO: CAMINANDO ENTRE SUEÑOS Y REALIDADES


Por: Psiquiatra Hiram Alejandro Suárez


El sonambulismo es un trastorno del sueño que afecta a personas de todas las edades y géneros. En nuestro centro integral de salud mental, comprendemos la importancia de abordar estas condiciones de manera accesible y comprensible para todos. En esta entrada, exploraremos qué es el sonambulismo, sus causas, epidemiología y cómo se puede manejar adecuadamente.


¿Qué es y qué no es el sonambulismo? 

El sonambulismo, también conocido como "caminata nocturna", es un trastorno del sueño que ocurre durante las primeras etapas del sueño profundo. Las personas que experimentan sonambulismo pueden levantarse de la cama y caminar, realizar actividades o incluso hablar, todo ello mientras están todavía en un estado de sueño. Generalmente, no recuerdan estos episodios al despertar.


Qué es:

  • Un trastorno del sueño donde la persona se levanta y realiza actividades mientras sigue dormida.

  • Ocurre durante el sueño profundo.

  • Generalmente, no se recuerda el episodio al despertar.


Qué no es:

  • No es una condición peligrosa en sí misma, aunque puede llevar a situaciones de riesgo.

  • No es sinónimo de tener una enfermedad mental grave.

  • No es simplemente "hablar en sueños" o "tener sueños vívidos".

Epidemiología

El sonambulismo es más común en la infancia, afectando entre el 10% y el 30% de los niños en algún momento. En adultos, su prevalencia es menor, afectando aproximadamente al 1-7% de la población. En México, aunque no hay datos exactos, se estima que las cifras son comparables a las globales, con un significativo número de casos observados en clínicas de sueño y centros de salud mental.


Etiología

El sonambulismo tiene varias causas, que pueden ser tanto genéticas como ambientales. Para entenderlo mejor, pensemos en nuestro cerebro como una orquesta. Durante el sueño, la orquesta debería estar tocando una sinfonía calmada. Sin embargo, en el sonambulismo, algunos músicos (partes del cerebro) comienzan a tocar piezas más animadas, causando que el individuo realice actividades mientras aún duerme.


Entre las causas más comunes se encuentran:

  1. Genética: Si tus padres fueron sonámbulos, es más probable que tú también lo seas.

  2. Falta de sueño: La privación de sueño puede desencadenar episodios de sonambulismo.

  3. Estrés y ansiedad: Estos factores pueden alterar el sueño profundo y provocar sonambulismo.

Alcohol y medicamentos: El consumo de ciertas sustancias puede aumentar el riesgo.



Abordaje del sonambulismo

Aunque los episodios de sonambulismo pueden ser inofensivos, es importante considerar medidas para garantizar la seguridad y bienestar del individuo afectado. Aquí algunas recomendaciones generales:


  1. Crear un ambiente seguro: Asegúrate de que no haya objetos peligrosos en el camino del sonámbulo. Cierra puertas y ventanas para evitar accidentes.

  2. Establecer una rutina de sueño: Mantener horarios regulares de sueño puede reducir la frecuencia de los episodios.

  3. Gestionar el estrés: Técnicas de relajación como la meditación y el yoga pueden ser útiles.

  4. Consultar a un especialista: Si los episodios son frecuentes o peligrosos, es crucial buscar ayuda de un experto en medicina del sueño.


El sonambulismo es un trastorno fascinante y, a veces, desconcertante, que afecta a muchas personas. Con una mejor comprensión y las medidas adecuadas, es posible manejarlo de manera efectiva. En Diversia, estamos listos para brindarte el apoyo y la atención especializada que necesitas. Si tú o alguien que conoces experimenta sonambulismo, no dudes en contactar a un especialista en medicina del sueño.

9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page