• Betzabé Flores Velázquez

Terapia cognitivo conductual para niños y adolescentes

Por: Psic. Betzabé Flores


La Terapia Cognitivo Conductual (TCC) es uno de los modelos de tratamiento psicológico más utilizados en la actualidad, ya que se ha demostrado una alta eficacia y eficiencia para el tratamiento psicológico en adultos, niños y adolescentes. Es un tipo de terapia que se enfoca en tres pilares importantes: esfera cognitiva, esfera emocional y esfera conductual. La esfera cognitiva se refiere a nuestros pensamientos, la parte emocional hace referencia a nuestras emociones con sus diferentes respuestas fisiológicas, y por último la parte cognitiva son todos nuestros comportamientos y conductas.


¿Cómo se trabaja la Terapia Cognitivo Conductual en niños y adolescentes?

La terapia cognitivo conductual establece que esta triada de Pensamiento – Conducta – Emoción es un sistema enlazado ya que nuestros pensamientos afectan nuestras emociones y conductas; nuestras emociones se ven reflejadas en nuestros pensamientos y conductas; y los comportamientos afectan lo que pensamos y sentimos.

Al trabajar con TCC se busca que los niños y adolescentes modifiquen sus pensamientos, emociones (respuestas fisiológicas) y comportamientos disfuncionales por unos más adaptativos para combatir diversos problemas o malestares, incluso trastornos.


Es decir, el objetivo es que el niño o adolescente pueda identificar y modificar los pensamientos distorsionados o disfuncionales que generalmente son automáticos y generan malestar, por otros pensamientos más adaptativos y funcionales. Y a la vez, que sea capaz de identificar y lograr un manejo emocional para gestionar las respuestas fisiológicas de la emoción y disminuir los malestares de esta. Por último, se abarca la parte conductual, es decir, se trabaja sobre los comportamientos o acciones del niño o adolescente para tener conductas que generan un bienestar en general y un mejor funcionamiento en diversos ámbitos.


Los principales objetivos de la TCC son:

  • Aumentar habilidades de manejo emocional

  • Habilidades de comunicación asertiva

  • Habilidades intrapersonales

  • Habilidades interpersonales

  • Disminuir pensamientos distorsionados o disfuncionales que generan malestar

  • Incrementar habilidades de autocontrol

  • Optimizar la capacidad de toma de decisiones

  • Optimizar la resolución de problemas

  • Mejorar el bienestar en general

  • Mejorar el estado de ánimo

  • Reducción o modificación de conductas disfuncionales

  • Reestructuración cognitiva

Beneficios de la TCC en niños y adolescentes:

  • Manejo emocional: Conocen, identifican sus emociones y tienen una respuesta adaptativa

  • Canalización emocional: Dirigen sus emociones hacia pensamientos o conductas constructivas y beneficiosas para ellos

  • Tienen respuestas emocionales más adaptativas: Disminuyen respuestas que lastiman a otros o a ellos.

  • Comunicación asertiva: Tiene habilidades de comunicación asertiva, no se guardan las cosas y no explotan al decirlas

  • Habilidades intrapersonales: Mejoran aspectos de autoconocimiento, confianza en sí mismo, autoestima y autocuidado, entre otras.

  • Habilidades interpersonales: Herramientas para mejorar la convivencia e interacción con otros.

  • Solucionar conflictos en las relaciones.

  • Afrontar y superar situaciones traumáticas o dolorosas.

  • Pensamientos funcionales: Disminuyen los pensamientos disfuncionales que generan malestar.

  • Toma de decisiones: Adquieren herramientas para solucionar diversos problemas en su vida cotidiana y habilidades para tomar decisiones que los beneficien sin lastimar a otros.

  • Controlar síntomas de diversos trastornos psicológicos

  • Prevenir recaídas


¿Qué temas se puede abordar con la TCC en niños y adolescentes?:

  • Poco o nulo manejo emocional

  • Manejo de ira

  • Estado de ánimo bajo

  • Fobias o miedo excesivas

  • Crisis de pánico

  • Obsesiones – compulsiones

  • Problemas derivados de una experiencia traumática

  • Comportamiento disfuncional

  • Afrontar situaciones de estrés

  • Experiencia de violencia

  • Respuestas desadaptativas

  • Afrontar situaciones de estrés

  • Dificultades al relacionarse con otros

  • Poco o nulo autoconocimiento

  • Autoestima disfuncional y poco o nulo autocuidado

  • Problemas en la toma de decisiones

  • Algunos trastornos en específicos: ansiedad, depresión, trastorno de estrés postraumático, trastorno de alimentación, entre otros.


La terapia cognitivo conducta, tiene un amplio campo en donde los psicólogos pueden trabajar con sus pacientes. Es importante que puedas preguntar a un profesional, cuál es la corriente psicoterapéutica ideal para tu hijo/a ya que no todos los estilos de terapias, son para todas las personas.


¿Tienes dudas?

Escríbenos y con gusto te apoyamos.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo